Skip to content

RUTA 12: Soto de Viñuelas

by en 23/12/2012

Lugar de Inicio: San Sebastián de los Reyes, Madrid
Asistentes:
Bobe y Santi
Dificultad: Baja
Distancia: 35,6km
Altitud (max-min): 755-607m
Velocidad media: 14,6km/h
Perfil:

image

Muchos se apuntaron de inicio, pero casi todos se fueron cayendo por alguna u otra razón. Los hay que no salían por la noche desde hacía tiempo y se les vio moviendo el culo en un concierto dejándole baldado: blandito… Los hay que se lesionan después de un trail de 14km + un partido de fútbol: blandito, blandito… Los hay con la bici en el taller y con algún mazapán de más (y las bragas bien subiditas): blandito, blandito, blandito… Otros prefieren salir en moto jugándose un expediente del presi en vez de bajar a Sanse: traición en toda regla… Y otros que no se apuntan sin dar demasiadas excusas: blanditos!! y malditos todos!!!

Algunos pensaban que con la llegada del frío y las lluvias el club se vendría abajo espaciándose las salidas. Muchos piensan que tiran más unas copas de sábado-sabadete que el madrugón por la mañana del domingo. Mi mujer me decía que no me comprara la bici hasta que no pasara un tiempo, que no me fiara de la moda “pasajera”

Pero NO, ahí estábamos posiblemente los dos más flipados para quitar la razón a todos esos que dudaban.

Bobe me pasaba a buscar a las 7:50 de una fría, pero muy despejada mañana para cargar mi bici en su coche y salir hacia San Sebastián de los Reyes. Allí nos esperaba Quique, el lesionado, que como no puede ni correr ni montar en bici se levanta también con el rocío a jugar al golf`, esta vez con su hija de 9 años, ni más ni menos. La visita no era casualidad era para hacerse con la bici del lesionado y seguir aumentando el apetito de compra de Bobe.

Tras un desayuno merecido nos dirigimos al polideportivo de Sanse con la idea de hacernos una ruta que ya hice yo un día entre semana y que quería ampliar y conocer mejor para los días que no subamos a nuestra querida Sierra Norte.

La ruta se inicia desde San Sebastián de los Reyes y hacia Tres Cantos por un camino muy chulo en algunas zonas muy estrecho y de bajada: muy, muy divertido. Siempre rodeados de encinas y de paisajes espectaculares, sorprende que estemos tan cerca de Madrid.

Llegando a Tres Cantos decidimos no darnos la vuelta por el mismo camino y tirar hacia la entrada al Soto de Viñuelas, el otro día, al ir solo, no le eché bemoles.

Esta quizás es la parte más dura por las fuertes subidas que nos encontramos aunque los paisajes seguían siendo espectaculares y también la parte más graciosa de la mañana: Bobe estrenaba pedales automáticos y en una de las subidas se le traba el cambio cayéndose de lado, muy despacio, la subida era fuerte. Yo que iba chupando rueda no pensaba que se fuera a caer y le intento adelantar por la derecha, justo por donde se cae tirándome a mi también y cayendo encima mío… a los dos en el suelo nos entra la risa floja, claro. Menos mal que no pasaba nadie por allí porque la imagen era dantesca.

Una vez que llegamos a Ciudalcampo nos costó encontrar de nuevo el camino dentro de la Urbanización y preguntamos a uno de esos personajes que te extrañan cuando estás haciendo deporte de fondo: un tipo gordito, o más bien gordo, que parado comía algo, claro. El caso es que era muy majo y en vez de comérsenos con huesos y todo nos explicó más o menos cómo seguir. Estuvimos el resto del camino adelantándonos unos a otros, nos dejaba en las bajadas y le dábamos zapatilla en las subidas. Ver a gente así, ahora sin bromas, nos anima, nos quedan muchos años de hobby, aunque le demos bien al botellín y al chuletón.

De Ciudalcampo a Fuente El Fresno flipando con las casas (o más bien mansiones) de ambas urbanizaciones y de ahí vuelta a San Sebastián de los Reyes. Hay que currarse un poco más la zona porque el último tramo (casi desde Ciudalcampo) es de carretera entre las urbanizaciones, seguro que hay caminos ara evitar el asfalto.

Ya bastante cansados pero con muy buenas sensaciones decidimos quedarnos con la bici de Quique en mi trastero para salir algún día más estas Navidades Winking smile Si estamos flipados y muy, muy viciados con este nuevo “hobby”

Al ser dos apenas paramos (salvo la caída) y le dimos más zapatilla de lo habitual (media de 14,6km/h) por lo que no tenemos fotos para documentar la salida.Una pena porque el paisaje lo merecía.

Santiago Arias

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: