Skip to content

Crónica de preparación al Duathlon

by en 24/01/2014

Acababa de levantarme de un sueño muy pesado cuando el bip bip de mi nuevo “esmarfon” sonó. Era un whatsapp. Ya podía diferenciar los distintos tipos de sonidos en función del mensaje del que se trataba. A pesar de ser reticente a estos inventos, la profesión se había hecho más tecnológica y parte de los trabajos y encargos venían por este impersonal medio. Al final había tenido que tragar con esos inventos por cuestión de supervivencia.

1

En esta ocasión se trataba del Presi, un tipo al que conocí hace años en un concurso de ensayos cortos y que ahora tenía como hobby montar en bicicleta por la sierra. Por lo visto era el responsable de no sé qué tinglado de amigos suyos que organizaban excursiones en bicicleta. En vista de que su crónica del fin de semana en bici no era capaz de escribirla ni el Peny, había preferido encargársela a un profesional (como favor personal) aunque me tuviera que estar tocando vivir horas bajas. Desde que dejé de trabajar en la editorial, y de esto va ya para cinco grises años, había realizado trabajos por mi cuenta para revistas, pequeños editores, comenzado alguna novela  y alguna pequeña columna en un periódico de prestigio. Tras veinte años en una editorial haciendo el mismo tipo de trabajo no es fácil reciclarse de la noche a la mañana.

2

Eran casi las doce del mediodía y pensé que ya era momento de levantarse, así que me serví una taza de café y me dispuse a tomar una ducha rápida. El termo eléctrico se había vuelto a estropear y la casera se hacía la remolona para cambiarlo, por lo que la placentera ducha de las mañanas había pasado a ser sobrevive como puedas si no se te para el corazón. Aparté los restos de la diversión de ayer, dos vasos con algo de bourbon y hielo derretido y una botella de Four Roses de la que no quedaba ni gota.

3

Entre Verónica (es así como me dijo que se llamaba) y yo decidimos acabar la juerga de una noche en la que en un inicio iba a tomarme un par de güisquis y al final acabó yéndoseme de las manos.

Aparté las hojas de mi última novela que tapaba mi vieja Oliveti, para disponerme a componer algo que sin duda sería sencillo. Se trataba de intercalar algo de texto, a poder ser con “chispa” como había dicho mi amigo, con una serie de fotos, escasas y de mala calidad. Encendí un cigarrillo antes de meter el papel en el rodillo, cuando advertí que mi desconocida amiga había dejado una nota antes de marcharse. Odio ese tipo de mujeres que no saben entender un rollo de una noche. Pero esta vez me había equivocado, esta finalmente era de las listas. Sencillamente me daba las gracias por haberle “prestado” veinte euros de mi cartera para el taxi de vuelta a su casa.

4

El caso es que me dispuse a comenzar cuando ojeando las fotos recibidas, me fijé en estos tipos y su indumentaria “rediez, vaya pimpollos” y estos son lo que están tirando de este descompuesto país me dije para mis adentros.

El caso es que estos iban a correr cinco kilómetros a pie, veinte en bici y otros tres corriendo, teóricamente para divertirse, a poder ser sin echar las tripas fuera con el fin de prepararse para una competición al cabo de dos fines de semana.

5

Bueno, por orden de la primera foto, los nombres de estos deportistas, de izquierda a derecha y de arriba abajo (como en las fotos de las bodas del HOLA) son: Alfonso, Dani, Buis, Berto, Pharmatón, Grú, Miguel, Luisan, Miguel, David, Quique, Juan, David, Cristina (coño, si hay una chica), Fernando, Presi, Nacho y Charly. Por lo visto me dicen que añada a un tal Johnnie que luego apareció por allí para montar en bicicleta y un tal Víctor y Charly, que llegaron tarde a la foto de inicio.

6

El caso es que no hay mucho que contar, que corrieron, fueron en bici y luego volvieron a correr. Bueno, espero que con esto los compañeros de mi amigo hayan quedado satisfechos no con el relato sino con sus peripecias, que por los vistos son unas cuantas las que tienen preparadas.

Mario Malvasía

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: